martes, 25 de febrero de 2014

El Perfume - Los Templos Mentales en la Literatura

El Perfume - Los Templos Mentales en la Literatura

El Perfume, de Patrick Suskind 
 nos brinda un excelente ejemplo de lo que llamo Templos Mentales



El personaje principal, Grenouille, al nacer con la capacidad
olfativa sobredesarrollada a extremos mágicos comienza creando en su
interior una especie de biblioteca de olores.

Al comienzo está biblioteca se conforma de miles de olores
percibidos a su alrededor. Pero este templo no es algo básico.
Su creador mezcla los olores y lo que son miles de olores
 se vuelven millones, con la increible capacidad de Grenouille
de disfrutar dichos olores a nivel interno.

Al salir de su ciudad natal y trabajar con el perfumista Baldini,
Grenouille conoce muchos más olores, esencias, perfumes compuestos.
Esto le genera entretinimiento, disfrute, un gozo superior al aumentar los 
olores de su biblioteca a millones y las mezclas se multiplican en consecuencia.

Más allá de este proceso interno, Grenouille aprende procesos técnicos
que lo ayudan a hacer físicos muchos de los olores que en su interior ha
creado mezclando los ingredientes de su biblioteca, incluyendo el
perfume perfecto.

Pero en el interior, el proceso interno es infinitamente superior
en poesía, en carga literaria, en emoción, que el proceso técnico exterior.
Grenouille al disponer de tantos olores y habiendo conseguido un lugar
prácticamente libre de olores donde descansar varios años 
(una cueva en lo alto de una montaña) comienza a crear mundos,
verdaderos mundos en su interior.

Grenouille, el creador, hace campos florales, crea seres en su interior
que lo alaban por la perfección de ese mundo creado
¿Nos muestra Suskind una dosis de ateismo?
 Y como buen creador, dispone de su cielo, su lugar
de descanso para cuando el agotador día de creación
acaba.

Un inmenso palacio con cientos de habitaciones y una biblioteca
mucho más extensa, con criados que le llevan botellas con sus
olores favoritos, de los cuales se embriaga en su cama
hasta caer extasiado, embriagado, cual si sufriese uan indigestión
 de olores, pero feliz, feliz hasta que descubre en esos 
paseos interiores, algo que lo lleva a marchar de la cueva, pero
no es asunto que calze en este artículo.

La película de esta novela, como siempre, queda
corta en muchas cosas, entre otras razones porque
hay cosas imposibles de graficar, pero una de sus escenas 
me gustó mucho y la dejó acá, es el momento en que Grenouille
usa el perfume perfecto y todos se vuelven locos de amor con un
sublime sentimiento de felicidad inmensa, salvando
en el trance su vida nuestro protagonista.



He querido regalar al lector uno de los
Templos Mentales en la Literatura más hermosos que 
he conocido, el de Grenouille, personaje principal
de la novela El Perfume, de Patrick Suskind y claro,
recomendar mucho leer la novela.


Si no se entiende, el regalo es presentarles El Templo
de Grenouille, para conocerlo y disfrutarlo deben adquirir
la novela, no la dejo a disposición acá
porque no es este un blog para descargar libros,
solo soy Un Lector Nocturno que busca
desahogar sentimientos y pensamientos que la lectura
deja sembrados en mí.





Libro recomendado del artículo: El Perfume. Patrick Suskind
Un Lector Nocturno



4 comentarios:

Amarie F.A. dijo...

No me gusto. Fue una lectura obligatoria en bachillerato y se me hizo muy pesado!

:(

Zulma Rios dijo...

no lo he leído es un eterno pendiente, que aun no se cuando podre ponerme con el, me encanto la forma de presentarnos el libro.

El Habitante dijo...

Oh, Amarie. La amiga que me prestó el libro lo leyó para su tesis de postgrado y pasó por algo parecido. Pero vale la pena,. es tan bueno que incluso así siempre se disfruta.
Zulma, ahora mismo dispongo de poco tiempo, por eso este libro corto me ha tomado más de dos semanas. Regálate buenos momentos con su lectura, es uno de los mejores regalos que podemos hacernos, además es un libro muy liberador a nivel de la creatividad para quienes escriben.

Un abrazo a las dos y gracias por seguir el blog, no prometo 100 artículos semanales pero si muy selectos y escritos de corazón.

Letraherida impenitente dijo...

El libro a mí me resultó excelente. Es un derroche de imaginación. De prosa cargada de aroma de una buena pluma. Me encantó. Sin embargo, la película no me gustó apenas. Como siempre, la letra impresa nos impregna más. En este caso, de exóticos olores.
Enhorabuena por el blog, por la gente que se atreve a volcar sus opiniones para enriquecimiento de todos. Y al administrador, of course.

Publicar un comentario

 

Un Lector Nocturno © 2010

Blogger Templates by Splashy Templates